Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Todos los seres vivos tenemos energía, desde la célula más pequeña hasta el planeta Tierra girando alrededor del sol.

Al igual que el sistema circulatorio o nervioso, el cuerpo humano tiene un sistema energético. Multitud de factores externos (enfermedades, accidentes, etc.) o internos (stress, traumas, etc.) pueden desequilibrar nuestro sistema energético y dar lugar a peores dolencias.

Tomemos como ejemplo una persona con un gran nivel de stress en su trabajo que podría terminar creando una úlcera de estómago. Por supuesto que, lo primero, es ir al médico para atajar los síntomas físicos pero, si no tratamos la causa principal, el stress, la úlcera volverá a producirse.

Con el tiempo y mucho estudio, he comprobado que hay formas de influir en nuestro sistema energético equilibrandolo y consiguiendo una armonía que nos aportará paz mental, emocional y espiritual (con el Reiki, las piedras, la meditación, etc).

Este equilibrio no sólo favorece la salud de nuestro cuerpo físico, también nos proporciona fuerza para enfrentarnos a las duras pruebas que nos pone la vida, alivio en momentos de sufrimiento y bienestar en el día a día para nosotros y para los que nos rodean.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: