Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Entradas etiquetadas como ‘Ginecología’

Dolores Menstruales

Este tema lo conozco bien, para mi desgracia, y creo que merece tratamiento aparte del resto de dolores.

Mis dolores menstruales podrían calificarse, en una escala del 1 al 10, de 9. Cuando me rompí una pierna, el dolor de la rotura fue más intenso (10), pero esa intensidad sólo duró unos segundos. En un ataque de los fuertes, si bien sería de una intensidad más leve (8,5-9), su duración es de un par de horas hasta que baja (8).

Mi medicamento habitual es el ibuprofeno de 600 mg, 1 dosis cada 4-4,5 horas (qué es el mínimo tiempo necesario para que mi cuerpo absorba el medicamento y no me de una sobredosis de ibuprofeno). Quizá la dosis puede ser excesiva pero eso me permite acudir a mi trabajo con un dolor de 7, aún es fuerte pero comparado al dolor sin la medicación es un lujo.

Si calculamos, teniendo en cuenta que mis primeros dolores fuertes comenzaron con 15 años y tengo 43; 3 días de tratamiento durante todos y cada uno de los meses de todos esos años… Buff, ¡no quiero ni pensar la cantidad de medicamento que hay en mi organismo!

He consultado con todos los ginecólogos que me han tratado y he probado TODOS los medicamentos usuales para este tema. Lo intenté con la medicina natural, que para otros problemas tan bien me ha funcionado, pero tampoco he obtenido resultados satisfactorios. Lo único que me ha funcionado fueron las pastillas anticonceptivas que, durante 7 años de mi juventud me permitieron vivir “esos días” con naturalidad. Pero tampoco se puede estar toda la vida tomando hormonas químicas así que opté por vivir enganchada al ibuprofeno para poder sobrevivir todos los meses.

Al comenzar a practicar Reiki, una de las “pruebas” a las que quería someter a esta terapia fueron mis dolores menstruales. Puse muchas esperanzas y aún más esfuerzo en mis sesiones de autosanación que comenzaron recién estrenado mi primer nivel.

Datos del paciente y síntomas

Mujer de 43 años; menstruaciones regulares y aparentemente normales pero muy dolorosas.

Tratamiento

Durante todo el més: Aplicación de Reiki sobre 5º, 6º, 7º chacra y zona del bajo vientre.
Durante los días menstruales: Aplicación de Reiki sobre el foco del dolor después de cada toma de ibuprofeno.
Este tratamiento se está llevando a cabo desde hace 6 meses.

Resultados

Desde el primer mes se apreció mayor eficacia en los medicamentos habituales: hacen efecto más rápido y durante más tiempo lo que ha permitido pasar, de 6 tomas diarias cada 4 horas, a 4 tomas diarias cada 6 horas.

El relajamiento que acompaña al Reiki también favorece el tratamiento manteniendo el umbral del dolor en un 7,5-8 sin ataques fuertes en estos meses. Es decir: SI, todavía tengo dolores fuertes pero como dije antes, comparado con el estado inicial, ¡¡la mejoría ha sido espectacular!!

El tratamiento continúa realizándose por lo que actualizaré esta entrada con nuevas informaciones cuando se produzcan.

Actualización 23/10/2012

Hoy hace exactamente 9 meses desde que escribí esta entrada.

La paciente, en estos momentos, está siendo sometida a revisiones ginecológicas periódicas debido a un quiste y 2 miomas encontrados en primavera. A parte de esto, me congratula informar que los dolores menstruales, motivo de esta entrada y del tratamiento de reiki comenzado, han disminuido notablemente valorándose, en estos momentos, entre un 6-7,5 y bajando.

Actualización 07/06/2013

Los dolores menstruales permanecen entre 6-7,5. Los miomas y el quiste han mantenido un tamaño estable durante este año.

Al tratamiento de Reiki se ha sumado un rubí etérico en las últimas semanas. Éste provocó algunas molestias durante los primeros días aunque ha equilibrado muy bien la energía de la zona. Se están buscando también, a través de los Registros Akáshicos, las posibles causas de la dolencia para ayudar a su sanación.

Actualización 29/09/2013

Tal como comenté en la última actualización, en Junio se comenzó a trabajar en la búsqueda de las causas emocionales de la dolencia. Me congratula comentaros que dichas causas se encontrarón y, tras un arduo trabajo personal, lecturas de Registros y meditaciones varias, se ha conseguido una mejoría espectacular: durante las 3 últimas menstruaciones, aun no estando exentas de desarreglos, el dolor se ha mantenido entre 3,5 y 5, lo que ha permitido volver a bajar la dosis de Ibuprofeno hasta 3 dosis diarias durante los 2 primeros días.

Actualización 03/12/2013

Continúo trabajando en mi sanación emocional. Esta última menstruación el dolor se ha mantenido entre 2 y 3,5 y con 2 dosis de ibuprofeno al día he tenido más que suficiente.

No doy por conluido el experimento pues seguiré trabajando en mi sanación; pero si tengo que certificar que la sanación holística ha sido el único método efectivo para mis dolores menstruales, y lo recomiendo a cualquiera que padezca mi mismo problema. No importa si eliges Reiki, acupuntura, masaje metamórfico… lo de menos es la herramienta, lo importante es que comiences a trabajar en tu sanación lo antes posible.

Actualización 04/10/2015

3 años y 9 meses desde que inicié esta entrada…

Para poneros al día os comentaré que el trabajo de sanación continúa extendiéndose hacia otras dolencias con las que quiero terminar (asma y alergias varias).

Con respecto al motivo de esta entrada, después de 3 años de tratamiento para los dolores menstruales, me alegra informaros que durante el año 2014 el dolor se mantuvo entre 1 y 2,5, permitiéndome una sóla dosis de ibuprofeno diaria!!!!

También debo comentar que el quiste del ovario y uno de los miomas han desaparecido; el otro mioma está menguando su tamaño.

El tiempo pasa para todos y ya hace algunos meses que mi menstruación está de “vacaciones”. Es por eso que voy a dar por concluida esta entrada que, en breve, estará complementada con otra sobre la menopausia y el climaterio; no quiero perder la oportunidad de estudiar los efectos de mis terapias con los síntomas que acompañan a esta nueva época de mi vida.

Si esta información te ha sido útil, no dejes de comentarla. Gracias.