Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Entradas etiquetadas como ‘Medicamentos naturales’

Evolucionando con tu enfermedad

Somos cuerpo, mente, pensamientos y espíritu.

Somos un TODO compuesto por cuatro facetas que necesitan estar equilibradas: cada una en si misma y todas en conjunto.

sanacion

Como desde niños no se nos enseña a vernos “holísticamente”, tendemos a tratar de manera independiente nuestra enfermedad física de nuestros sentimientos, pensamientos y nuestra parte espiritual, sin tomar en cuenta la relación tan vital que existe entre ellos.

La enfermedad es un síntoma de desequilibrio en nuestra vida. Toda enfermedad física tiene un origen mental, emocional o espiritual: pensamientos erróneos que me dañan, emociones contenidas acumuladas, creencias erráticas que me hacen vivir con miedo (o falta de creencias)… Vivimos en un mundo donde lo más importante es el cuerpo y la mente; hemos aprendido a no expresar nuestras emociones y nuestra espiritualidad está desapareciendo a borbotones. Todo esto hace que vivamos en un permanente “desequilibrio”. No podemos cambiar el mundo en que vivimos nosotros sólos, pero si podemos cambiarnos a nosotros mismos para equilibrar nuestra propia vida. Y cuando la nueva energía se hace presente en tu vida, todo cambia alrededor, en los que te rodean.

Usa tu enfermedad para avanzar en tu evolución.

Ya sea un simple resfriado, una fractura, un quiste o un tumor… busca un momento a sólas y habla con tu enfermedad: preguntale de dónde viene, por qué la sufres, qué debes aprender de ella, qué patrones debes cambiar para sanarla, etc. No importa que trabajes con la energía o no, que escuches a tus guías o no, si pides respuestas al Universo, el Universo te contestará de un modo u otro: imágenes, palabras, certezas, mensajes repetitivos en distintos medios, un correo que “casualmente” te llega, la vecina que te dice algo que necesitabas escuchar… el Universo siempre encuentra el modo de que recibas su mensaje, sólo tienes que lanzar tu pregunta y “escuchar”… fluir.

82230-1351614943-48544

Una vez recibas las respuestas comenzará el verdadero trabajo para la sanación de dicha enfermedad, que culminará con un avance en tu evolución: deberás perdonar, cambiar ciertos patrones de tu vida, romper con lastres que detienen tu crecimiento o aprender a enfrentarte a los acontecimientos que te depara el futuro “desde otro punto de vista”. Este es el verdadero reto al que te enfrentarás, o no… esa será tu decisión.

Las terapias naturales holísticas (Reiki, Masaje Metamórfico, Liberación de emociones, Fitoterapia, Medicina China, etc.) tratan al ser humano como un TODO, no limitándose a tratar los síntomas físicos de la enfermedad, sino buscando la verdadera causa (emocional, mental o espiritual) de dicha dolencia para “atacar” la enfermedad en su verdadero inicio. De este modo, no símplemente voy a ayudar al cuerpo a expulsar las piedras que tenga en la vesícula, sino que voy a tratar las emociones contenidas que han generado esas piedras a lo largo de los años, para evitar que vuelvan a producirse en un futuro (por ejemplo).

Por supuesto, acude a tu médico y sigue su tratamiento al pie de la letra; la medicina holística no es “alternativa” sino “complementaria”.

Los primeros constipados…

Las primeras lluvias, los primeros vientos… ¡los primeros resfriados!

El frío se acerca y cada vez tenemos más cerca el invierno. Recuerda abrigarte y tener cuidado con los cambios de temperatura para que los catarros no se ceben contigo; la combinación de TOMILLO, PROPOLEO y EQUINACEA te ayudarán a subir tus defensas 😉

child-by-window

Prepara tus defensas

Aumentar las defensas para evitar resfriadosAcabamos de empezar Septiembre; es el momento ideal para preparar nuestro organismo para el cambio de estación.

Aumentar nuestras defensas nos ayudará de cara al invierno y los temibles resfriados y catarros. Si durante este mes reforzamos nuestro sistema inmunitario, nuestro cuerpo lo agradecerá cuando los virus comiencen a invadir los lugares de trabajo y las escuelas.

Yo, personalmente, recomiendo el tomillo, la equinacea y el propóleo que, durante años, me han ayudado tremendamente durante estas épocas (la combinación de los 3 es mi arma secreta contra las bronquitis recurrentes).

De todos modos, existen más remedios naturales que nos pueden ayudar estimulando las defensas naturales de nuestro cuerpo contra los agentes agresivos:

  • La uña de gato (que aumenta las defensas)
  • El regaliz (que inhibe el crecimiento de microorganismos)

También podemos cuidar nuestra alimentación aportando las vitaminas esenciales para aumentar las defensas y prevenir la aparición de infecciones:

  • Vitaminas del grupo B: Que se encuentran en los cereales integrales (trigo, avena, cebada, etc.), frutos secos (avellanas, almendras, nueces, etc.) verduras, levadura de cerveza, etc.
  • Vitamina A: Necesaria para la visión nocturna. Su deficiencia puede incluso provocar ceguera. Puede obtenerse a través de los carotenos y especialmente del betacaroteno, que se encuentran en muchos alimentos vegetales de color naranja, rojo o amarillo (zanahoria, espinacas, betarraga, albahaca, tomate, espárragos, diente de león, arándanos…).

Alimentos que te ayudarán a mejorar el sistema inmunitario

  • Vitamina C: Necesaria para la absorción de la vitamina A y E. Su deficiencia provoca debilidad en los capilares. Además de sus propiedades antioxidantes, es igualmente importante para la adecuada absorción del hierro, calcio o de otros aminoácidos. También ayuda en la curación de las heridas. Su deficiencia provoca una debilidad general en el organismo (cabello frágil, encías que sangran, heridas que no cicatrizan, etc.). Los alimentos cítricos son ricos en esta vitamina y el pimiento, que es una de las plantas que más cantidad posee.

Por supuesto, no puedo olvidar hablar del Reiki que, como ya hemos comentado, uno de sus primeros efectos es el aumento de las defensas.

En cualquier caso, este tratamiento preventivo no nos eximirá del contagio; el resfriado o gripe llegará e intentará atacarnos pero nuestro sistema inmunológico estará en plena forma y acabará con ellos en un par de días. Recuerda beber mucho líquido (agua, zumos o infusiones) para mantenerte hidratado y depurar tu cuerpo.

Si la cosa pasara a mayores, el tratamiento es compatible con los medicamentos recetados por tu médico y aportarán una ayuda extra para tu recuperación.

Equinácea

equinaceaHablamos del Propóleo para prevenir y tratar los catarros y resfriados; la Equinácea es el complemento ideal para estimular las defensas y combatir las infecciones. Juntos forman un aliado fabuloso para los que nos pasamos el invierno pescando todos los virus que nos rodean.

La Equinácea es una planta muy antigua. Ya era utilizada por los nativos de américa del norte para aliviar el dolor de muelas o garganta o para curar las mordeduras de serpiente. Su fama actual viene por su efecto preventivo de resfriados y gripes, su reducción de los síntomas cuando ya los hemos contraído, y su capacidad para evitar recaídas.

La Equinácea tiene propiedades:

  • Inmunoestimulantes
  • Antiiinflamatorias
  • Antisepticas
  • Antialérgicas
  • Fúngicas
  • Cicatrizantes
  • Antimicrobianas
  • Antitumoral

Está indicada para todo tipo de problemas respiratorios (gripe, bronquitis, faringitis, sinusitis, amigdalitis, …) y a nivel tópico, como también es depurativa y purifica la sangre impidiendo la expansión de la infección y favoreciendo la regeneración de los tejidos y la cicatrización, se aconseja en afecciones de piel como eccemas, dermatitis atópica… Su eficacia está demostrada por numerosos estudios científicos.

Propóleo

El propóleo es una sustancia que obtienen las abejas de las yemas de los árboles y que luego procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente antibiótico natural con el que tapar las fisuras que se producen en sus colmenas y así evitar bacterias, virus y hongos que puedan afectarla.

Es una sustancia de color pardo, olor dulce y sabor agrio. Se le atribuyen propiedades:

  • Antibióticas (bactericida y fungicida)
  • Antivirales
  • Antitumorales
  • Cicatrizantes
  • Antiinflamatorias
  • Analgésicas
  • Antialérgicas
  • Epitelizantes
  • Anestésicas
  • Inmunoestimulantes

Su uso es recomendable (salvo en caso de intolerancia o alergia a alguno de los productos de las abejas o a las mismas abejas) para tratar catarros de las vías respiratorias altas, resfriado común, gripe de cualquier virus y cepa, sinusitis, otitis, laringitis, bronquitis, asma bronquial, neumonía crónica, tuberculosis pulmonar. También se la utiliza en dermatología para el tratamiento de abscesos, forúnculos, sabañones, grietas, verrugas, infección en la raíz de las uñas, entre otros daños de la piel. Es también eficaz en otros problemas como conjuntivitis, infecciones y llagas bucales.

Yo lo uso en extracto, sólo (para aplicación local) o acompañado de otras plantas (para su ingesta) y normalmente diluído en agua.

Medicamentos naturales

Comencé a usar medicina natural hace más de 15 años, sobre todo con alergias y enfermedades donde la medicina tradicional no ofrecía resultados interesantes.

Más que un índice de dolencias, quiero hablar de diversos productos naturales muy recomendables y algunas dolencias que he tratado con exíto:

Indice de Dolencias y Tratamientos

Tratamientos

Dolencias