Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Entradas etiquetadas como ‘Síndrome de la kundalini’

Despertares espontáneos…

Muchas son las consultas que me han llegado a través de estas páginas, y una se repita constantemente:

¿Está despierta mi kundalini?

Si bien el porcentaje de kundalinis despiertas espontáneamente que me he encontrado es casi nulo, me he decidio a escribir sobre ello porque creo que puede ayudar a muchas personas en estos momentos.

Madre KundaliniLos síntomas padecidos por todos los consultantes son muy simialres al despertar kundalini y… al DESPERTAR DEL SISTEMA ENERGETICO.

Todos esas vivencias me eran muy conocidas de la época en que yo comencé a practicar Reiki; tanto mis compañeros como yo misma, habíamos sentido síntomas de activación de chakras y canales energéticos, crisis de sanación al liberar bloqueos, afinación de la intuición, hormigueos, sensaciones energéticas por el cuerpo, dolores de cabeza o espalda, …. y muchos otros síntomas muy característicos ya explicados en los artículos:

Fue curioso como todas las consultas me llevaban a la misma respuesta:

NO se trataba de despertares involuntarios de kundalini pero SI se estaban produciendo despertares involuntarios a la energía.

Todos los que trabajamos o practicamos con la energía conocemos del aumento vibracional de la energía de Gaia, nuestra Madre Tierra, y estamos conscientes de que el salto cuántico evolutivo que está dando en estos tiempos, supondrá un aumento vibracional de nuestra propia energía; de hecho, nos estamos preparando para ello.

Los que no hayan oído sobre ésto, basta que entiendan nuestro planeta como un ente vivo; al igual que nosotros tenemos nuestro proceso de evolución, la Tierra igualmente está siguiendo su propio proceso de evolución, y eso nos afecta a todos los seres que habitamos en ella.

El caso es que hay muchas personas que, hoy por hoy, no están trabajando su evolución personal conscientemente: no son Reikistas (en algunos casos si, luego hablamos…), no meditan, no practican ni reciben ningún tipo de sanación ni vida espiritual… y aun así, su sistema energetico “se pone en marcha” y comienza a avisar mediante síntomas molestos.

Como comentaba, en algunos casos las personas afectadas habían realizado algún nivel de Reiki aunque ya no lo practicaban. Razón de más para que su sistema comience a trabajar por si sólo… ELLOS YA ESTAN CONECTADOS A LA ENERGIA UNIVERSAL, ¡SUS CANALES YA ESTAN ABIERTOS!

Del mismo modo, también me han consultado personas que practican la meditación, bien para liberar el stress o con el propio fin de activar sus chakras. En este caso están activando su sistema energético igualmente y, dado el momento vibracional que estamos viviendo, ya no hacen falta años de práctica para conseguirlo.

Yo superior - Duguay

Normalmente uno decide conscientemente dedicar tiempo y trabajo personal en su evolución, ¿cómo es posible que alguien no “decida” nada y, aun así, su Yo Superior tome la decisión por él y ponga en marcha el proceso? Pues porque esa persona ya decidió antes de venir aquí cuál sería su misión en esta vida y, dado el momento evolutivo que atravesamos como Universo, apremia para que pongamos “manos a la obra”.

Si te está ocurriendo todo ésto, para de leer y piensa un momento:

  • ¿De veras no eres consciente de esta “llamada”?
  • Si buscas bien… ¿no encontrarías en tu vida otros momentos de “despertar espiritual”, aunque los ignorases?
  • ¿No te han ocurrido demasiadas “casualidades” a lo largo de tu vida?

Estas son sólo algunas de las preguntas que puedes plantearte, pero seguro que te das cuenta de que lo que ahora te sucede no es más que un “grito desesperado” de tu parte espiritual que clama por tu atención; seguro que de pronto te haces consciente de que este “mensaje” ya había llamado a tu puerta en otros momentos de tu vida…

¿Despertares espontáneos o adultos “INDIGO”?

Según Wikipedia, se había observado el nacimiento de niños con el aura de color índigo desde finales de la década de los 70:

Niño índigo es utilizado … para referirse a niños que representarían un estado superior de la evolución humana. Quienes defienden esta hipótesis señalan dicha evolución como un avance espiritual, ético y mental…

Sólo voy a dar un dato que me parece relevante: el 99% de las consultas recibidas son de personas nacidas desde finales de los años 70 hasta principios de los 90… ¿casualidad? o ¿CAUSALIDAD?

Si te cabe la duda te paso otro enlace con el que, quizá, te sientas indentificad@:

No voy a ahondar en este tema; quien lo desee puede consultar los 2 enlaces que ofrezco (uno porque me pareció el menos “subjetivo” y el otro porque da pautas para su detección). Desde luego yo recomiendo que si te “resuena” el tema, busques más información por tu cuenta y saques tu propia conclusión.

Y ahora… ¿qué hago?

Si resulta que tu sistema energético ha despertado y está molestándote con síntomas, lo primero que quiero decirte es:

CALMA, NO TE PREOCUPES NI TE AGOBIES; sobre todo NO TE ASUSTES.

Cuando la energía comienza a “moverse” por nuestros canales, al principio asusta la sensación y la bloqueamos, lo que genera dolor, malestar y molestias. Cuando te “abandonas” a la experiencia y dejas de bloquear, la energía circula libremente y la sensación puede llegar a ser (utilizando palabras de un consultante) un éxtasis casi orgásmico.

El despertar de nuestro sistema energético pone en marcha nuestros chakras y canales energéticos (pinchazos, sensaciones eléctricas, cosquilleos, sensación de agobio…); comienzas a liberar bloqueos (emociones que desbordan, necesidad de llorar y seguidamente sentir alegría o ira descontrolada, tristeza profunda…), tu intuición y tu creatividad se disparan (te das cuenta de cosas que antes te pasaban desapercibidas, se te ocurren un millón de ideas, etc.) y tu mente comienza a cuestionarte todo tu modo de vida (sientes que te falta “algo”, no puedes ser feliz, apatía, desgana…).

Todo esto junto puede sobresaturar nuestro entendimiento diario y sacarnos de nuestro “estado de confort”; asusta cuestionarse todo lo que hasta ahora nos parecía lo más “adecuado” para nosotros. Pero, realmente, es una situación que deberíamos celebrar: el despertar de tu verdadera espiritualidad; no la que te han enseñado tus padres ni la sociedad en que vives, sino la que realmente sale de tu corazón… ¿No es algo maravilloso?

Llegados a este punto, sólo te queda plantearte una cuestión:

  • ¿Deseo o no deseo dedicar parte de mi tiempo a mi evolución personal y espiritual? ¿Deseo crecer y cultivarme como ser espiritual?

Si la respuesta es afirmativa, yo te recomendaría que busques tu camino y comiences a trabajar en tu evolución. Hoy en día hay muchas herramientas a tu disposición que pueden ayudarte en esta tarea (meditación, terapias alternativas, coaching de vida, etc.), dejate guiar por tu intuición y fluye… tu Yo Superior sabrá cómo guiarte hasta el puerto correcto para tí en cada momento. Un antiguo proverbio Zen dice:

Cuando el alumno está preparado, el Maestro aparece.

Si tus síntomas están relacionados con tu movimiento energético, la enseñanza Reiki es muy recomendable: es fácil de aprender y te ayudará a gestionar tu movimiento energético de un modo más suave.

Por supuesto, si tu kundalini ha despertado en este proceso, sí te recomiendo encarecidamente que busques un Maestro/a que te ayude a trabajar con esta maravillosa energía con la debida precaución y respeto.

caracola-zen (1)

Si la respuesta es negativa, puedes ignorar lo que te está ocurriendo y seguir con tu vida normal. Puedes tratar tus síntomas físicos con medicina tradicional o buscar cualquier otra terapia que te vaya bien y te “resuene”. Pero si me gustaría decirte que las preguntas no van a desparecer por sí sólas; conseguirás acallar tu mente un tiempo pero al final volverán a tí, quizá cuando estés más preparado para afrontar las respuestas.

En cualquier caso, la finalidad de éste artículo es desdramatizar el despertar energético o kundalini que tanto asusta. Un despertar espiritual es algo bello que deberíamos celebrar y compartir.

Nuestra evolución espiritual como especie está acelerándose con el aumento de vibración de nuestro planeta y esto es algo que no pasará desapercibido para los que se sienten parte del TODO (sean practicantes o no). El mejor modo de adaptar nuestro cuerpo energético a estos cambios es trabajar en elevar nuestra propia vibración: romper las pautas que nos bloquean, cambiar los patrones de comportamiento que nos frenan, conseguir mirar al prójimo con compasión, aprender a dar y recibir amor y vernos como auténticos Dioses en potencia, co-creadores de nuestra propia existencia.

Cómo lo hagas y con quién es algo que sólo puedes decidir TU…

El síndrome del despertar de la kundalini II

Este artículo es continuación de El síndrome de la kundalini

Desde que publiqué la primera entrada sobre el síndrome, muchas han sido las personas que han acudido a mí, algunos asustados  otros ilusionados, pensando que su kundalini había despertado al reconocer algunos de los síntomas de la lista.

En primer lugar me gustaría aclarar que no es tan fácil que una kundalini despierte; si no, que se lo pregunten a todos los yoguis que durante años se han preparado para ese despertar. Es cierto que algunos sistemas de sanación energética (como Reiki Kundalini), llevan a cabo esa tarea en tiempo record comparado con el tradicional Yoga Kundalini (por ejemplo). Pero eso no quiere decir que no requiera su tiempo: al menos los sistemas que yo conozco tienen como requisito la Maestría de Reiki Tradicional, lo que ya implica un tiempo de aprendizaje y práctica antes de llegar al despertar y posterior elevación de tu kundalini.

En segundo lugar lugar, aunque es cierto que se puede producir un despertar espontáneo (consumo de drogas o medicamentos, exceso de trabajo, tensiones acumuladas, falta de descanso, abuso de las fuerzas físicas, un golpe o lesión grave en la zona de la rabadilla, la pena, los traumas, el miedo excesivo, prácticas de meditación incorrectas, el sexo, el embarazo, el parto… tal como comentabamos en el artículo anterior), ésto no quiere decir que por haber sido madre, padecer stress o haber tomado drogas durante algún periodo de tu vida, tu kundalini venga automáticamente en el “pack”. Tienen que darse también determinadas circunstancias personales, mentales, emocionales y espirituales, aparte de las mencionadas, para que ésto ocurra.

En tercer lugar, para todos aquellos que han leído de los “dones” que proporciona la kundalini y la aceleración en tu evolución… efectivamente, tu energía kundalini acelera tu evolución tremendamente y despierta los dones latentes que todos tenemos y muchas cosas más. Pero ésto tampoco es un proceso automático; para que ello ocurra tenemos que trabajar mucho y muy duramente con nuestra kundalini: liberar nuestros bloqueos, sanar traumas pendientes, trabajar nuestro ego… os aseguro que no es camino fácil sino, más bien, todo lo contrario. Por supuesto nuestra kundalini nos ayudará en ese trabajo pero requerirá mucha dedicación por nuestra parte y un trato respeteuoso. No será un camino de rosas y no terminará nunca.

KUNDALINI-2

Para terminar, me gustaría enviar 2 mensajes:

A los que han sentido síntomas parecidos a los descritos: cuando comenzamos a ser conscientes de nuestra dimensión espiritual (bien porque estamos recibiendo terapia, bien porque nos hemos iniciado, bien porque estamos en un momento de nuestra vida donde buscamos algo más…) nuestro sistema energético se pone en marcha y comienza a fluir nuestra energía (la sóla intención de evolucionar, ya pone en marcha el proceso: comenzarás a sentirte atraído por ciertos temas, llegará hasta tí información, conocerás “causalmente” un guía…); eso hace que comencemos también a sentir el “despertar” de nuestros chakras. Las sensaciones son muy parecidas a las descritas sólo que bastante más leves. En todas las consultas que he realizado hasta ahora, tan sólo en un caso era una verdadera kundalini despierta, todos los demás eran “despertares” a la propia energía; cuándo ésto ocurre, quizá te ha llegado el momento de comenzar tu camino de evolución… ¡enhorabuena!

A los que esperan “ahorrar” tiempo y trabajo de su evolución, buscando en el despertar de la kundalini una “solución” rapida a sus problemas, dudas o deseos… No os engañéis; ningún método de sanación (por muy holístico que sea), ningún Maestro (por semi-ascendido que esté o por muchos sistemas que maneje), ninguna fórmula mágica va a realizar el trabajo que debéis realizar por vosotros mismos; el camino de evolucion es un camino personal e intransferible que debéis recorrer cada uno de vosotros. El tiempo que tardéis será proporcional al tiempo que os cueste comprender esto. Intentar acelerar el proceso sólo os conducirá a decepciones y frustaciones (con vosotros mismos y con vuestros Maestros).

Dicho todo ésto, me gustaría aclarar que mi intención no es ni “reprender”, ni aconsejar, ni desilusionar a nadie, no soy quien para hacerlo; tan sólo expongo mi opinión y vivencia como alumna, como guía y como profesora (que no Maestra, salvo de mí misma y sólo a veces). Cada cual debe buscar en su interior las respuestas; si este artículo te sirve de inspiración o de ayuda, me sentiré honrada y útil.

El camino de la kundalini es una experiencia vital bella, gratificante, enriquecedora y maravillosa, a la par que dura, trabajosa y, a veces, triste y solitaria.

Si después de leer este artículo, aun crees que tu kundalini está despierta, no dudes en consultar conmigo o con un Terapueta/Maestro de tu confianza.

Namasté!

 

También te recomiendo leer: Despertares espontáneos

El síndrome del despertar de la kundalini

Si ya has sido sintonizado en alguna terapia energética, conocerás de primera mano qué es una Crisis de Sanación. Esto es, nada más ni nada menos, el síndrome de la kundalini. Cuándo la serpiente pasa por cada uno de nuestros chakras limpia todos los bloqueos y equilibra nuestro sistema, lo que provoca síntomas que, unidos a la adecuación de nuestro cuerpo a la nueva energía, pueden resultar molestos. Podríamos destacar, entre otros:

  • Espasmos musculares, temblores o estremecimientos del cuerpo, de tipo involuntario.
  • Sentimientos intensos de placer o gozo.
  • Sensación de frío en el cuerpo.
  • Intenso calor a nivel de la columna vertebral o en un chakra particular.
  • Sorprendentes flujos de energía.
  • Mudras (gestos hechos con las manos), Bandhas (cierres o llaves), Asanas (posturas) o Pranayama (prácticas de respiración) habituales en Yoga, que se producen espontáneamente, sin que sean hechas intencionalmente.
  • Sensación de confusión o incertidumbre sobre lo que está sucediendo con estas experiencias.
  • Cambios espontáneos en el estado de ánimo e inestabilidad emocional.
  • Aumenta la experiencia de percibir colores y luces internas.
  • Sonidos internos, como el de instrumentos musicales, zumbidos, rugidos o truenos.
  • Aromas que te envuelven (incienso, sándalo, etc.)
  • Oleadas de discernimiento creativo, intelectual o espiritual.
  • Sudor excesivo.
  • Dolor o presión en la garganta.

Por supuesto que, como en todo, cada persona es un mundo: hay quien experimentará algunos de estos síntomas, otros ninguno, y en algunos casos, los síntomas ni siquiera estarán aquí descritos. La intensidad en que se sufran, también dependerá del estado del individuo, de lo preparado que esté, de su salud física…

Sí tengo que avisar que el síndrome de la kundalini es un poco más fuerte y/o intenso que una crisis de sanación normal. Como ya hemos comentado, la energía kundalini es muy poderosa y el cuerpo tiene que acostumbrarse a gestionarla (aun cuando ya estemos habituados a manejar la energía).

Reiki Kundalini - síndrome del despertar de la kundaliniMe gustaría aclarar que el despertar de la kundalini puede tener lugar voluntaria o involuntariamente; el consumo de drogas o medicamentos, el exceso de trabajo, tensiones acumuladas, falta de descanso, abuso de las fuerzas físicas, un golpe o lesión grave en la zona de la rabadilla, la pena, los traumas, el miedo excesivo, prácticas de meditación incorrectas, el sexo, el embarazo, el parto… pueden ser motivos de un despertar involuntario de la kundalini.

Incluso para los que buscan esta experiencia, puede ser un suceso sorprendente. La evolución acelerada de la mente, cuerpo y espíritu pueden conducir a la percepción, cuasi instantánea, de un estado superior de conciencia, así como la instauración de la conciencia espiritual. Una vez que el proceso comienza, es difícil de parar y el síndrome, sin una preparación adecuada, puede ser incómodo y a veces, bastante traumático.

Si estamos preparados para ello no tendremos mayor problema; para empezar, entendemos lo que nos está pasando y, de hecho, lo estamos esperando.

Pero en el caso de un despertar involuntario, imagino que debe ser desconcertante que tu percepción de la realidad cambie tan drásticamente, o que te ataquen dolores que no entiendes, o que, de pronto, comiences a escuchar a tu Yo superior o a tus guías (en definitiva, voces en tu cabeza). En la mayoría de los casos la persona acudirá al médico, que no encontrando causa médica para los síntomas físicos, terminará derivándolo al psicólogo (si la persona se atreve a comentarle el resto de síntomas no-físicos); en cualquier caso, ninguno de ellos tratará el problema como lo que es: el síndrome del despertar del kundalini.

Ahora ya podemos entender esos casos graves de los que todos hemos oído hablar: gente que ha sufrido psicosis, ha intentado suicidarse o incluso ha muerto por un mal despertar de su kundalini. Bien porque no entiende los síntomas debido a un despertar involuntario, bien por buscar la experiencia de manera errónea (su kundalini ha subido por el camino incorrecto). Piensa en cuántas personas sometidas a emergencia espiritual, han acudido al médico y han sido mal diagnosticadas y tratadas con medicación supresora, propia de la enfermedad nerviosa o mental; esto complicará aun más el proceso.

Si somos conscientes de lo que nos está pasando, si trabajamos duro y nos empleamos a fondo en alimentar nuestra kundalini y en avanzar en nuestro proceso de aprendizaje, el síndrome del despertar de la kundalini será una crisis de sanación más (aunque bastante más potente de lo que estás acostumbrado).

Una vez despierta, cada vez que tu kundalini se eleve dentro de ti, limpiará tu sistema energético y eliminará bloqueos por lo que provocará la crisis de sanación correspondiente. Con el tiempo, si estamos equilibrados, serán cada vez menos frecuentes al encontrar menos bloqueos en su camino de ascensión.

Este artículo continúa aquí: El síndrome del despertar de la kundalini II

También te recomiendo leer: Despertares espontáneos