Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Kundalini es la energía de nuestra alma, nuestra energía creativa; es la grandeza de la cual, todos somos capaces.

¿Qué es la Kundalini?Kundalini significa en sánscrito serpiente de fuego. Una serpiente de energía vital que duerme enroscada, tres veces y media, en nuestro Muladhara (el chakra base, situado en el perineo).

Cuando despertamos a la serpiente, ésta se desenrosca, dirigiéndose hasta el Sahasrara (el chakra de la corona) para unir cuerpo y espíritu, en un intento de integrar los principios, habitualmente opuestos, de materialidad y espiritualidad. En términos tántricos estos principios serían Shivá (el principio masculino o conciencia) y Śakti (principio femenino o energía).

Durante milenios, el despertar de la kundalini estaba reservado a los grandes Maestros del Yoga, tras años de arduo trabajo, y con total secretismo para profanos. Hoy por hoy, se presenta como algo sencillo y al alcance de cualquiera que desee probar una experiencia energética. Ni por exceso ni por defecto amigos; elevar tu kundalini es como decidir hacer puenting: la experiencia puede ser eufórica pero debes asumir el riesgo que conlleva y prepararte para ella.

La subida de la kundalini es, en esencia, la conexión entre las energías masculina y femenina del individuo con la conciencia divina. El individuo que ha elevado su Kundalini verá aumentado su flujo de energía y su capacidad de canalización y sanación, tendrá más facilidad para contactar con su Yo superior (y con sus guías y Maestros) y se producirá una evolución acelerada de su cuerpo, mente y espíritu (suscribo todo esto); se dice que también podrá experimentar precognición, telepatía, telequinesia, conciencia de las auras… (esto no lo suscribo, pero sigo practicando). Por supuesto que no hay luz sin sombras y, llegar a experimentar un despertar del kundalini sin problemas, te exigirá trabajo y dedicación.

Cuando la serpiente despierta, puede tomar 3 caminos hacia el chakra coronario (el punto a alcanzar en la elevación):

Ida o Pingala – Los dos nadis opuestos, (la fuerza mental y la fuerza vital, la energía femenina y la fuerza masculina) ambos conectados a cada una de nuestras fosas nasales y a cada uno de los hemisferios cerebrales: Ida, la fosa izquierda y el hemisferio derecho (la mente creativa); Pingala, la fosa derecha y el hemisferio izquierdo (la mente racional).

No son el camino ideal por un motivo muy claro: buscamos el equilibrio. Si la serpiente toma uno de estos 2 nadis para ascender, sólo estaremos potenciando una parte de nosotros mismos, y puede que no sea la correcta.

Sushumna – Es el nadi principal a lo largo de la columna vertebral. Este es el sendero ideal; por él, la kundalini viajará a través de los chakras haciendo limpieza, sanando y nutriendo cada uno de ellos. Este es el camino del equilibrio.

Esquema de la kundalini y sus canales de subida

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: