Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Reiki I

Bueno amigos, para contaros qué es el Reiki de una forma sintetizada y fácil, voy a utilizar un extracto del artículo que escribí para Los buscavidas.

Creo que os gustará y os mostrará, con bastante exactitud, lo que puedes esperar del Reiki en primera instancia. Y digo ésto porque, lo mejor del Reiki, viene después de probar tu primera sesión…

Para empezar voy a informarte de que el Reiki está reconocido como Terapia Alternativa por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el año 2000. Hospitales como el de El Escorial o el Ramón y Cajal de Madrid, trabajan con grupos de voluntarios atendiendo, entre otros, a los enfermos de oncohematología (consulta el estudio realizado)…

Reiki¿Qué es el Reiki?

El Reiki es una Terapia Energética de Sanación de origen japonés, descubierta por Mikao Usui a principios del siglo XX (1922). Como la mayor parte de la medicina oriental, es una terapia Holística, es decir, que trata las enfermedades no sólo a nivel físico (como en nuestra medicina occidental) sino también a nivel emocional, mental y espiritual.

Para entendernos mejor:
Una persona estresada podría terminar sufriendo úlcera de estómago. Nuestra medicina actual tratará los síntomas físicos de la dolencia hasta curarla pero, si la razón de su estrés no es descubierta y tratada, la úlcera volverá a aparecer sin perder tiempo. Y las razones del estrés, todos lo sabemos, pueden tener un origen muy diverso: problemas personales, laborales, de pareja o, incluso, de traumas infantiles no tratados.

¿Una Terapia Energética de Sanación?

Todos los seres vivos tenemos energía, desde la célula más pequeña hasta el planeta Tierra girando alrededor del sol. En cada uno de nosotros existe una Energía Vital (KI) capaz de mantener armonía dentro de nosotros; a nivel universal, existe una energía superior capaz de armonizar a toda la creación. Esa energía se conoce como Reiki (REI-Universo, KI-Energía Vital).

Al igual que tenemos un sistema circulatorio o un sistema nervioso, nuestro cuerpo también tiene un sistema energético (bastante poco estudiado en nuestra medicina, por cierto). La terapia energética utiliza este sistema del cuerpo humano para gestionar la energía y asegurar su correcto funcionamiento. El Reiki, como terapia, utiliza la Energía Vital Universal no sólo para armonizar, sino para sanar a todos los niveles.

Otro ejemplo:
El corazón bombea la sangre por todo nuestro cuerpo del mismo modo, nuestros centros de energía (también llamados chakras) regulan el flujo de energía por los distintos órganos para que estén equilibrados y en armonía.

La tendencia natural de nuestro cuerpo es la salud, pero factores externos (enfermedades, accidentes, …) o internos (estrés, traumas, pérdidas o rupturas emocionales, etc.) pueden desequilibrar nuestro sistema energético y dar lugar a peores dolencias (como he explicado en el ejemplo de la úlcera) o a demorar la obtención de resultados en los tratamientos médicos convencionales.

Un terapeuta de Reiki sirve de canal para que nuestra propia energía entre en contacto con la energía vital del universo y, tu propio cuerpo, se cure a sí mismo o ayude a tu tratamiento a ser más efectivo.

Es por esto que el término Terapia Alternativa le gusta tan poco al Maestro de Reiki, que insiste en aclarar que es COMPLEMENTARIA a los medicamentos y tratamientos de nuestros doctores.

Pero, ¿ésto funciona?

Para empezar, el Reiki produce un alivio rápido de los dolores físicos, además de relajarnos y subir las defensas de nuestro organismo. Mueve las emociones para conseguir reequilibrio, paz y relajación; y a nivel mental nos ayuda a algo fundamental en estos tiempos tan locos que vivimos: calmar nuestra mente. Todos estos puntos son fundamentales en nuestro día a día y, sobre todo, cuándo nos enfrentamos a enfermedades con tratamientos largos e invasivos.

Si ya queremos profundizar aún más en el YO espiritual, el Reiki desarrolla nuestra intuición, ayuda a conectar con nuestros guías y a reafirmar nuestros propios principios y creencias.

Estamos hablando de una terapia que no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios; compatible con cualquier otro tratamiento médico. No requiere ningún tipo de manipulación ni masaje, simplemente una imposición de manos. Además, cualquiera puede recibirlo sin importar edad, condición, estado de salud…

¿Puedo yo aprender Reiki?

Al igual que para recibirlo, cualquiera puede convertirse en un canal de Reiki. No tiene filosofía ni religión, ni necesita largos periodos de aprendizaje. Tras la primera sintonización ya eres un canal de energía y puedes empezar a aplicarla inmediatamente y para el resto de tu vida.

Todos estamos conectados desde nuestra concepción pero alrededor de los siete años, cuándo empezamos a aprender a ser independientes, cerramos el canal. En eso consiste la sintonización, en abrir el canal de nuevo.

Aplicando ReikiNo es necesario conocer el diagnóstico médico de un paciente para aplicar Reiki de manera exitosa. Por otro lado, no supone una pérdida de energía propia (KI) del terapeuta o del paciente ya que en todo momento se está canalizando la Energía Universal, que es ilimitada; este hecho convierte al terapeuta en receptor de esa energía y, al igual que el paciente, también se beneficia del tratamiento.

Puedes aplicar Reiki a enfermos y sanos, a TI mismo, a bebés y a abuelos. También a animales, plantas, piedras, alimentos, agua…

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: