Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Archivo para la Categoría "Reiki"

Una carrera de fondo…

Cuando comenzamos a descubrir Reiki, una de las frases más escuchadas es: “El Reiki me ha cambiado la vida…”.

Ésto es completamente cierto, siempre que tengamos en cuenta que Reiki no es milagroso ni nos va a solucionar todos nuestros problemas por arte de magia. Y tampoco te equivoques: recibir un montón de iniciaciones, sintonizaciones, diplomas y/o Maestrías no acelerará el proceso sin tu trabajo personal.

trabajador de la luz

Decidir que tu vida discurra por el “camino de la luz” no quiere decir que, en cuestión de un momento, una luz divina baje del cielo y nos ilumine haciéndonos merecedores de dones maravillosos que nos “elevarán” instantaneamente a un nuevo plano de existencia… bla, bla, bla…

Cuando decides iniciar el “camino de la luz”, estás haciendo un compromiso contigo mismo: te comprometes a trabajar en tu propia evolución, a comenzar a ver y vivir la vida desde otro punto de vista, a cuidarte y a cuidar a los demás (incluso a aquellos que no nos sean tan afines…), a cambiar tu forma de actuar y mostrarte a los demás, a empezar a ser TU MISMO de verdad. Te comprometes contigo mismo a cambiar, desde dentro, hacia afuera.

Mi verdadero YoEncontrar el verdadero origen de tus problemas, descubrir porqué no puedes cambiar los malos patrones que te acompañan desde siempre, comprender a quienes te dañan y porqué lo hacen, aprender la lección que todo ello trae consigo, sanar todo el daño sufrido, llegar a tu parte más profunda y ver cómo eres en realidad, enfrentarte a tus miedos, amar sin condición, PERDONAR y PERDONARTE

Todo esto no es fácil de hacer pero es parte del trabajo que se debe realizar para cumplir el compromiso contigo mismo. De hecho, ÉSTE ES EL CAMINO DE LA LUZ. El iluminado es aquél que es consciente de que, a partir de ese momento, su vida no ha hecho más que empezar y es vital volver a aprender desde cero, re-descubrirse como persona dispuesta a trabajar duro en su CRECIMIENTO y EVOLUCION.

Y entonces es cuando aparece el Reiki (o quiza sea el Reiki lo que te “ilumine”) como una maravillosa herramienta que nos ayuda a afrontar ese trabajo más fácil y eficientemente. Reiki es como la podadora para el jardinero: le facilita la labor pero el jardinero siempre tendrá que aportar su trabajo para que la tarea se lleve a cabo; no basta con encender la podadora y marcharte a tomar el café… Si eres consciente de ésto, efectivamente, ¡el reiki cambiará tu vida!

Los cursos, las iniciaciones a distancia, las sintonizaciones sanadoras, los rayos, los Guías y Maestros… todas herramientas maravillosas para ayudarnos durante el proceso de evolución pero, sin nuestro esfuerzo, de nada sirven.

La evolución personal no son los 100 mts lisos.

maratoniano-exhausto

La evolución personal es una carrera de fondo, ¡sin meta!

Serás un viejecito en el final de sus días y te darás cuenta de lo mucho que te queda por aprender aun. ¡Entonces serás un verdadero Maestro! Aunque no hayas conseguido ningún diploma a lo largo de tu vida…

No nos engañemos: sintonización no trabajada, no sirve para nada.

Por supuesto, es sólo mi opinión; cada cuál deberá preguntarse a sí mismo…

¿Cuál es mi verdadera motivación para iniciarme?

Sólo tú tienes la respuesta…

Anuncios

Compartiendo energía – Reiki para mascotas 01/12/2012

Otro sábado “perruno”…

Hemos estrenado diciembre en casa de Lupe. La tarde del día 1 realizamos la segunda charla gratuíta:

Compartiendo Energía – Reiki para mascotas

event_logNos juntamos en Collado Villalba, en la tienda Zona Animal, que volvió a abrir sus puertas a los amantes de los animales y, una vez más, nos vimos rodeados de canes.

12 personas y 9 perros, compartiendo Reiki y sus beneficios. Una vez más, todos los humanos recibieron Reiki pero, en esta ocasión, varios de los canes también se animaron y ¡lo disfrutaron!. Se de buena tinta que alguno de los más grandes y juguetones se quedó dormido nada más llegar a casa (cosa no muy habitual en él).

Otra tarde maravillosa, llena de buena energía y de nuevos amigos maravillosos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Compartiendo energía – Reiki para mascotas 24/11/2012

El pasado sábado, 24 de noviembre, realizamos la primera charla gratuíta:

Compartiendo Energía – Reiki para mascotas

Charla sobre Reiki para mascotasNos juntamos en Collado Villalba, en la tienda Zona Animal donde Lupe, su propietaria, nos cedió su casa y su buen hacer para que esta tarde fuera todo un éxito.

Más de 14 personas y 10 perros, para hablar del Reiki y sus beneficios. Al término de la charla, todos los humanos (y algunos de los canes) recibieron Reiki. Aunque no lo creáis, hubo momentos de verdadero silencio (a pesar de la cantidad de amigos de 4 patas que se juntaron). ¡Buena energía!

Una tarde maravillosa, llena de nuevos amigos maravillosos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reiki Usui y Reiki Kundalini: ¿cuándo, cómo y por qué?

Obviamente, cada uno es libre de decidir lo que desea o no hacer y cuándo. Esta sólo es mi humilde opinión y el criterio que marco que a la hora de realizar mis cursos y talleres.

Comenzamos el camino con Reiki Usui

iniciación en reikiCuando decides “re-conectarte” y permitir que el Reiki entre en tu vida, estás comenzando una nueva aventura. Sanará tu cuerpo, calmará tu mente, consolará tus emociones y serenará tu espíritu.

Pero descubrir el Reiki no significa que tengas que cambiar de trabajo o transformarte en un Maestro necesariamente. Quiero hablar hoy de los 2 grandes escalones que encontrarás en este camino y que, dependiendo de tu nivel de necesidad y búsqueda, decidirás si quieres subir o no.

Cuando realizas Reiki Usui 1, tu canal vuelve a abrirse, la Energía Vital Universal vuelve a alimentarte y se te habilita para sanar a nivel FISICO. Puedes dedicarte a la autosanación y/o ayudar a tus amigos, vecinos, familiares, mascotas, plantas…

Si decides que deseas ser terapeuta, entonces te vendrá bien realizar Reiki Usui 2; de ese modo, podrás sanar también a nivel MENTAL / EMOCIONAL y resultarás un terapeuta “más completo”. Por supuesto que si no quieres ser terapeuta, también puedes realizar el nivel 2 y, sin ninguna duda, también puedes ser terapeuta sólo con el nivel 1.

Y aquí llega el primer gran escalón: Reiki Usui 3, que nos habilita para sanar también a nivel ESPIRITUAL. Y este es el primer escalón porque, si queremos ayudar a sanar el espíritu de nuestros pacientes (amigos, vecinos, etc.), lo normal sería que antes sanaramos el nuestro. Y aquí es donde empieza el trabajo duro. Si decidimos realizar en nivel 3, tenemos que estar dispuestos a trabajar sobre nosotros mismos para evolucionar. Ahora es cuando empieza la verdadera labor diaria.

El cambio con Reiki Usui es suave y sencillo.

Y ahora pasemos al Reiki Kundalini.

Reiki Kundalini 1 equivale, energéticamente hablando, a Reiki Usui 1, 2 y 3. Esa es la primera razón por la que yo recomiendo haber realizado Usui 3 antes de embarcarte en Reiki Kundalini. Tu sistema ya está más acostumbrado a trabajar con la energía, también está ya más libre de bloqueos y eso hace que la crisis de sanación de RK sea más leve. En este nivel, se te conecta a la Energía Vital de Gaia. Si eres terapeuta, sólo este nivel te complementa y te permite canalizar ambas energías a tu paciente; además de permitirte evolucionar más rápidamente.

El segundo gran escalón ha llegado: Reiki Kundalini 2. Esta iniciación despierta tu kundalini y ya no hay marcha atrás, no podrás volver a dormirla; por eso este nivel va de la mano de Reiki Kundalini 3, donde se produce la elevación de la kundalini, por todo tu sistema, hasta el chakra de la corona. Esto ya son palabras mayores, ahora sí que es totalmente necesario que trabajes sobre tí mismo. A partir de ahora, cuando apliques RK a un paciente, también estás dando parte de tu energía kundalini (no sólo la de Gaia). Tu kundalini acelerará tu evolución hasta límites que ni siquiera sospechas. Volverá tu mundo del revés.

Si tu vida fuera un puzzle, de pronto tendrías la certeza de que algunas de las piezas que creías estaban colocadas desde hace años en realidad, estaban encajadas a presión. Y esas piezas se desencajarán y buscarán el lugar correcto… Te sorprenderá, incluso te asustará; lo que te aseguro, es que será lo mejor para tí (aunque, en principio, no te lo parezca).

Decidir despertar tu kundalini te dará trabajo duro casi a diario: deberás hacer de la meditación un hábito, cuidarte y dejar de temer tus “demonios internos”; de hecho, terminarás dándote cuenta que no hay tales demonios, sólo son miedos que tendrás que ir superando. Piensa que, durante miles de años, el despertar de la kundalini estaba reservado sólo para yoguis expertos y despues de años de entrenamiento; aunque el despertar con Reiki Kundalini sea mucho más seguro y rápido, igualmente estamos hablando de una energía muy fuerte y poderosa que necesita de una debida peparación para su manejo. Intentar trabajar con la kundalini sin los conocimientos y experiencia adecuados, es como comenzar los estudios de medicina operando a corazón abierto (valga la comparación).

reikiDe aquí a las Maestrías hay un sólo paso. Cuando estás trabajando duro sobre tí mismo cada día, ya estás trabajando en parte de tu adiestramiento como Maestro. Ahora ya sólo depende, de que desees compartir este regalo iniciando y guiando a otros. En este punto debes ser consciente que, tu formación y el trabajo personal, no acabarán nunca (por muy Maestro que seas).

Lo más importante de todo es que te sientas libre de decidir si estás o no preparado, cuándo y con quién. Aquí no puede haber presiones, ni convencionalismos, ni deudas morales, ni dudas; esta es una experiencia VITAL que debe ser abrazada con plena confianza en tus Maestros / Guías terrenales.

Animales y Reiki

A primeros de año me decidí a adoptar un gato. Julio, que ya había cumplido sus 10 años de vida.

Sabiendo que no se trataba de un cachorro, me preocupaba que tuviera problemas para adaptarse a una familia y vida nuevas. 15 días antes de ir a conocerlo y recogerlo, se me ocurrió comenzar a enviarle Reiki a distancia con la intención de que el animal comenzara a “acostumbrarse a mí”.

El caso es que, nada más entrar por la puerta de su casa, se acercó a mí y se rebozó contra mi pierna. Desde el primer momento fue como si me conociera.

Pasado el viaje y los nervios iniciales al llegar a nuestra casa, Julio comenzó a soltarse y a reconocer el nuevo terreno. Una hora después, se tumbó en mi regazo buscando mis manos. Sin darme cuenta, comencé a canalizar Reiki mientras el gato, medio dormido, cambiaba de postura para colocar mis manos en la parte de su cuerpo donde quería recibirlo. Cuándo tuvo suficiente, simplemente se marchó a otro sillón a dormir.

Situación de los chakras en perros y gatos

Chakras principales en perros y gatos

Durante las primeras semanas observé que se comía el pelo de las patas, así como una obsesión por el plástico preocupante (más que nada, porque se comía trozos si no andabas con cuidado). Intuyendo que era debido al stress por los cambios, decidí seguir aplicándole Reiki un par de veces a la semana. Bueno, la realidad es que, durante casi 3 meses, el animal me buscaba cuando quería su sesión. Y créeme, cuando pide mimos lo hace de otra manera.

Esto fue a principios de este año. A estas alturas, Julio ya no pide Reiki tan a menudo y el pelo de sus patitas está volviendo a crecer. También está dejando de comer plástico y parece encantado. Eso sí, las sesiones de Reiki no son cuando yo quiero, sino cuando él lo desea…

Los animales están conectados a la Energía Vital UniversalLos animales, al igual que nosotros, nacen “conectados” a la Energía Vital Universal. A diferencia de los humanos, no pierden nunca esa conexión ya que no están sujetos a tabúes, dudas, escepticismos ni prejuicios (como nos ocurre a nosotros, que perdemos la conexión en cuanto comenzamos a tener “uso de razón”).

Es por esto que los animales, generalmente, admiten de buen grado los tratamientos de Reiki, que actúa en ellos más rápidamente. Y digo generalmente porque ellos perciben la energía mucho más fuertemente que nosotros y si no están a gusto con el terapeuta, no se dejarán dar Reiki; es un contacto demasiado “íntimo” para permitirlo a cualquiera…

Al igual que los seres humanos, los animales tienen experiencias vitales que pueden marcarles y/o traumatizarles a lo largo de su vida. En el caso de las mascotas, que conviven con seres humanos, absorben además todas nuestras emociones (buenas y malas), viéndose afectados por nuestros estados de ánimo y salud. Entendiendo esto, es fácil comprender que, problemas físicos aparte, también sufran a nivel energético y emocional.

Cuándo aplicamos Reiki sobre nuestra mascota, es posible que notemos que es el propio animal quien nos abre el canal de Reiki, para luego ser nosotros quienes le transferimos la energía que necesite. Tu mascota adoptará la posición más cómoda para recibir Reiki y, aunque no hable, verás cómo te va indicando donde desea que le pongas las manos.

Cada animal tiene su idiosincrasia, es por ello que no todos reciben igual nuestro tratamiento:

  • Los gatos, animales místicos, son muy conscientes de la energía universal y, aunque no estén muy contentos de compartirla con los humanos, serán los primeros en aceptarla si precisan curación.
  • Los perros, en cambio, son mucho más entregados y entusiastas, aunque estén completamente sanos, les encanta recibir Reiki; incluso escogerán la postura más indicada para tratar su problema al principio de la sesión.
  • Los caballos pueden percibir rápidamente si sus dueños (o la persona que los trata) son canales energéticos.

Cuándo aplicamos Reiki a un animal, cualquier desequilibrio en su sistema energético será sanado. Es por eso que también pueden sufrir una crisis de sanación, al igual que nos sucede a nosotros. Del mismo modo que un dolor puede aumentar de intesidad durante el tratamiento, para disminuir al final y calmarlo.

Los chakras en el caballo

Situación de los chakras principales en el caballo.

La sanación a distancia es una alternativa para tratar animales peligrosos, agresivos o con problemas de conducta.

El Reiki es un sistema de sanación muy efectivo, no invasivo y simple. Sin stress para el animal, lo ayudará a relajarse y equilibrarse. En animales SANOS, ayuda a mantener su estado de salud y a subir sus defensas. En animales ENFERMOS, ayuda a la sanación a todos los niveles y es un complemento que no afecta a ningún otro tratamiento (veterinario o natural). En todos los casos, el Reiki también ayuda a solucionar problemas de conducta en el animal.

Recuerda siempre que el Reiki es un sistema de sanación COMPLEMENTARIO que no sustituye al veterinario ni su tratamiento convencional.

El Reiki fortalece la relación con tu mascota

Si eres practicante de Reiki y tienes mascota, no dudes en aplicarle energía universal; os beneficiará a ambos y os unirá aun más, si cabe…

Si estás interesado en ampliar información sobre el sistema energético de los caballos, puedes visitar este enlace:

Reiki para los caballos…

Mi Código Deontológico

Yo, Paz como

Terapeuta Profesional

de Reiki Usui,

PROMETO

HUMILDAD
  • Teniendo claro en todo momento que yo no soy más que un canal que permite a la Energía Universal llegar al paciente quien, por sí mismo, conseguirá su propia sanación.
  • Siendo consciente de la importancia del trabajo duro y contínuo en mi propia autosanación y crecimiento personal.
  • Aceptando a todos mis pacientes como Maestros, ya que (con independencia de los profesores que me han enseñado y sintonizado) cada uno de ellos me enseñará distintas lecciones de vida, fundamentales en mi autosuperación.
SINCERIDAD y CLARIDAD
  • En mi relación con el paciente, informando en todo momento del tratamiento o tratamientos a realizar, sus resultados y lo que se debe esperar antes, durante y después. El paciente siempre tendrá la última palabra sobre el tratamiento que desea recibir y lo que desea sanar en cada momento. Nunca ofreceré falsas esperanzas, Reiki no es milagroso, necesita también de trabajo personal por parte del paciente para conseguir una completa sanación.
  • En mis servicios, que no sustituyen a los tratamientos convencionales sino que los complementan. Hablaré sin sensacionalismos ni aspavientos, evitando generar angustias o miedos para motivar la continuidad. Yo sólo soy Terapeuta de Reiki, nunca intentaré suplir a especialistas, psicólogos o sacerdotes; animaré a mis pacientes a visitar a su médico si fuera necesario.
 RESPETO y CONFIDENCIALIDAD
  • Respetaré los 5 principios del Reiki, instruidos por el Maestro Usui, haciendo que formen parte de mis metas diarias para mi mayor crecimiento.
  • Respetaré a mis Maestros y sus enseñanzas y siempre estaré agradecida por el don que me han mostrado y por permitirme compartirlo.
  • Respetaré a mis pacientes y sus decisiones, sin distinciones ni discriminaciones, sin permitirme juzgar hechos o situaciones.
  • Respetaré el derecho a la intimidad de mis pacientes; no recabaré más información que la estrictamente necesaria para el tratamiento y siempre con su consentimiento.
  • Jamás divulgaré ninguna información adquirida durante las sesiones y, bajo ningún concepto, la utilizaré en mi propio beneficio o el de terceros.

Reiki 3.0 - mandala de Paz

La crisis de sanación

Cuándo comenté que hacía Reiki entre mis amigos y familiares, muchos me advirtieron que debía tener cuidado pues sabían de conocidos que recibieron tratamiento y tuvieron que dejarlo por que empeoraron sus síntomas. También me advirtieron que tuviera cuidado al tratar a los pacientes para no cargarme de sus “malas energías”.

Lo primero que me gustaría aclarar a los nuevos terapeutas, es que la Energía Vital Universal es una “energía inteligente”, es decir, nunca vas a recibir más de la que tu sistema energético pueda controlar y, aunque te equivoques de sitio al poner las manos, siempre llegará al lugar donde se necesita; además, es inagotable.

Esto quiere decir que el terapeuta, por mucho Reiki que aplique a su paciente, nunca canaliza su propia energía (por lo que no la “gasta”); por otro lado, sólo se limita a “canalizar” por lo que no se lleva energía del paciente a su casa, ni positiva ni negativa. Otra cosa es, que el terapeuta tenga algo que sanar con emociones similares a las que está sanando en el paciente, entonces nos encontramos ante un “Efecto Diapasón”.

Después de una sesión de reiki pueden empeorar los síntomas, es la crisis de sanaciónY ahora, hablemos sobre el empeoramiento de los síntomas…

Cuando recibes una sesión de Reiki o eres sintonizado en los cursos, tus centros de energía se equilibran, lo que provoca que tu cuerpo comience a sanarse a todos los niveles. Este proceso de “limpieza” dura aprox. 21 días durante los cuáles, puedes tener algunas molestias (esto no es una ciencia exacta, hay quien tiene molestias al cumplir los 21 días y quien las tiene al día siguiente).

Esto que llamamos “Crisis de sanación” no es sino un proceso de purificación que nos conduce a una aceleración en nuestra evolución.

Voy a explicarlo con un ejemplo ficticio:

El paciente X acude a la consulta porque se siente muy enfadado y no sabe cuál es la razón. Su vida está completa: tiene una familia estupenda que le da muchas alegrías, un trabajo bien remunerado que le llena y unos amigos con los que comparte parte de su tiempo libre… pero por algún motivo se siente siempre enfadado.

La primera sesión de Reiki lo hará sentirse mejor, incluso eufórico. Durante unos días persistirá esa sensación agradable. Entonces, sin ningún motivo aparente, una mañana se levanta con la misma sensación de enfado original y unas ganas increíbles de discutir con todo el mundo.

Está teniendo su crisis de sanación. Algún conflicto en su interior que aun no había solucionado lo hacía sentirse enojado. El Reiki lo ha sacado a flote para solucionarlo. El paciente X tienes 2 opciones:

  • Trabajar en el problema y solucionarlo
  • Mantener el problema dentro de sí y continuar ignorándolo.

Si se decide por trabajar el conflicto para poder llevar una vida más plena,  las sucesivas sesiones de Reiki pueden servirle de mucha ayuda, tanto para encontrar la raíz del problema como para trabajar en su solución y mitigar los síntomas. En este caso, nuestro paciente X está “acelerando su evolución” pues, gracias al Reiki, estará sanando en unos días (o semanas) un proceso que podría haber necesitado de años para resolverse por sí mismo.

Me gustaría recordar que el Reiki, como terapia holística que es, va a sanar tu cuerpo, mente, emociones y espíritu. Esto implica que, a parte del trabajo de tu terapeuta, necesitarás poner de tu parte y trabajar en tu propia sanación (si realmente estás interesado en curar determinadas heridas o aspectos de tu vida). De este modo, los síntomas de la Crisis de Sanación pueden afectar en todos los niveles:

  • Síntomas físicos

Después de una sesión de reiki pueden empeorar los síntomas, es la crisis de sanaciónIncremento del sudor, orina o evacuaciones, vómitos, sarpullidos, síntomas de resfriado o gripe, dolores de cabeza o fiebre. El cuerpo se está limpiando y depurando.

  • Síntomas mentales o emocionales

Ira, tristeza, miedo, odio o ansiedad. Cuándo este tipo de sentimientos no se liberan y permanecen en nuestro interior, no sólo no nos permiten disfrutar plenamente de la vida, además pueden dañar los órganos donde se acumulan. Durante la Crisis de Sanación pueden verse potenciados: el cuerpo nos da la oportunidad de indagar porqué tenemos esos sentimientos para poder liberarnos.

Quiero aclarar que no todo el mundo tiene crisis de sanación, a veces es tan sutil que ni se nota y otras veces es más fuerte y nos puede dejar un par de días en cama. Y, por supuesto, no tendrás TODOS los síntomas aquí descritos, no te asustes. La sintomatología dependerá de los problemas físicos, mentales o emocionales que cada paciente traiga consigo.

Si acabas de recibir tu primera sintonización o sesión de Reiki y has sentido cualquiera de estos síntomas (u otros parecidos), siéntete feliz por haber comenzado tu proceso de sanación y evolución; no abandones tu tratamiento o autotratamiento, te ayudará a superarlo mejor y terminar de sanarlo.

Recuerda siempre consultar a tu Terapeuta o Maestro cualquier duda que te surja.

La sesión de Reiki

No se puede generalizar, ya sabemos que cada persona es un mundo y sus circunstancias… No obstante, si te decides a recibir tu primera sesión de Reiki, esto es, a grandes rasgos, lo que puedes esperar:

¿Cómo es una sesión de Reiki?

La duración aproximada es de 1 hora. El paciente se tumba en la camilla y se relaja con los ojos cerrados hasta el final de la sesión. No es necesario desnudarse, basta con descalzarse y se recomienda llevar unos calcetines gruesos (es muy habitual la disminución de temperatura).

El terapeuta no te dará un masaje, simplemente pondrá sus manos sobre diferentes partes de tu cuerpo para permitir el flujo de energía; normalmente se comienza por los 7 chacras principales; después se canalizará energía por diferentes chacras menores en diferentes puntos de los brazos y de las piernas, para terminar aplicando Reiki en cualquier parte del cuerpo que lo demande.

Chacras principales y secundarios

En algunos casos notarás las manos de tu terapeuta sobre el cuerpo y, en otros casos, las colocará a cierta distancia.

¿Tengo que sentir algo?

Cuando te están aplicando Reiki, puedes sentir que las manos del terapeuta desprenden calor, frío o cosquilleo; todo ello es normal, cada uno percibe la energía de distinta forma.

Una vez que la energía comienza a entrar en tu sistema, la primera sensación es de relajación intensa y paz mental. Déjate llevar y disfruta de del momento. Algunas personas visualizan colores, otras se quedan dormidas. Todo normal, no hay que cohibirse, ni paciente ni terapeuta. Es habitual la disminución de temperatura corporal durante la sesión; avisa a tu terapeuta para que te abrigue.

Durante la sesión, la Energía Vital Universal entrará en tu sistema energético y limpiará todo a su paso; bloqueos emocionales, experiencias traumáticas o dolorosas sin sanar se remueven por dentro para comenzar su proceso de sanación. Aunque la sesión transcurre en silencio, puede ser que, en un momento determinado, el paciente sienta la necesidad de decir algo, llorar, reir, suspirar… ¡No te asustes ni te avergüences! es mejor no contenerse y dejarlo salir. Esto es señal de que la energía está comenzando a sanarnos. Un buen terapeuta continuará aplicando Reiki y te acompañará en durante el proceso.

La sesión de Reiki

Si tienes algún problema físico (dolor en articulaciones, estreñimiento, dolores menstruales, gases, etc.) es posible que, al poner las manos en la zona correspondiente, sientas algún dolor o como si algo se removiera dentro; también puedes comenzar a toser o aumentar tu secreción nasal. También es normal y es buena señal, estamos sanando.

También se da el caso de personas que no sienten nada durante la sesión (ni frío ni calor, no ven colores ni ríen, ni lloran, ni nada… También es normal y no quiere decir que el Reiki no haya funcionado. Deja pasar unos días y seguro que comienzas a sentir los cambios que se están realizando en tu interior.

Todos estos síntomas pueden agravarse los días posteriores a la sesión. Muchas personas se asustan y creen que el Reiki les ha empeorado. Esto también es normal y se llama Crisis de Sanación. Sigue adelante con las sesiones, te sentirás mejor y es señal de que la Energía Vital Universal ha comenzado tu proceso de sanación. Mantén informado a tu terapeuta.

Ten en cuenta que:

  • Tu terapeuta de Reiki no necesita saber qué enfermedad tienes para tratarte pero, si consideras oportuno informarle sobre algún tema que quieras tratarte en particular o una dolencia grave, no dudes en hacerlo (por ejem.: que lleves marcapasos, sufras una depresión grave, etc.).
  • Si sufres alguna enfermedad y consideras tratarla también con Reiki, recuerda que la Energía Vital Universal no sustituye a los medicamentos y tratamientos de tu médico, pero sí ayudará a que sean más efectivos y llevaderos.
  • No es necesario que estés enfermo para recibir la Energía Vital Universal; el Reiki es una herramienta excelente de crecimiento personal y puede ayudarte a expandir tu espiritualidad (no importa las creencias que tengas).

Reiki II

Sesión de ReikiUna vez descubierto el Reiki, si piensas que puede ayudarte en tu vida, tienes 2 opciones para disfrutarlo:

  • Buscar un terapeuta que te ofrezca confianza y acudir a sesiones periódicas de tratamiento.
  • Iniciarte en el Reiki y comenzar tu propia autosanación (y la de tu familia, amigos, mascotas… pacientes).

Si decides aprender, existen 4 niveles de aprendizaje y eso, es lo que os voy a contar hoy:

Nivel I – El despertar

Toda relación comienza con las presentaciones: conocerás la historia del Reiki, sus usos y aplicaciones, cómo funciona nuestro sistema energético

La verdadera aventura comienza con la sintonización o apertura de los canales energéticos, eso nos permite recibir la Energía Vital Universal. A partir de la sintonización, el alumno ya es capaz de canalizar energía, tanto para autosanación como para sanar a los demás a nivel físico.

Nivel II – La transformación

El segundo curso sirve para profundizar en el Reiki: se aprenden los primeros símbolos, la sanación a distancia, trabajar con cristales y, lo más importante, avanzamos como terapeutas hasta las emociones.

Con la sintonización en nivel II, tu potencial aumenta y sientes como la energía fluye con mayor intensidad. Ya podemos sanar también a nivel emocional.

Nivel III – La realización

Si el Reiki te ha enganchado y quieres profundizar en tu camino espiritual de realización, ésta es la “Maestría interior”. Es el nivel más duro y el más gratificante a la vez. Requiere mucho trabajo interior para avanzar en nuestro camino a la “iluminación” pero las recompensas son enormes.

Con la sintonización en nivel III, comienzas a trabajar la compasión, el perdón, el ego, la intuición… Ahora ya puedes sanar también a nivel espiritual.

Maestría – El conocimiento

El Reiki es un regalo. Si te sientes generoso y deseas compartirlo con los demás en este nivel aprenderás a enseñarlo, te convertirás en Maestro.

Terapeutas de Reiki

Dejar que el Reiki entre en tu vida es una decisión de la que nunca te arrepentirás; tanto si sólo recibes cómo si llegas a ser un Maestro. No importa tu edad, creencias o ideologías. Si estás sano te ayudará a equilibrar tu organismo, reorganizar tus prioridades y encarar la vida más saludablemente. Si estás enfermo, la Energía Vital Universal puede ayudarte a potenciar tu tratamiento médico, disminuir posibles efectos secundarios y, sobre todo, a relajarte (te recuerdo que el Reiki nunca sustituye a la medicina convencional, la COMPLEMENTA).

¡No pierdes nada por probar, pero puedes ganar mucho!

El efecto Diapasón

El efecto diapasón en ReikiEl diapasón, al golpearlo, emite una vibración y sirve para afinar instrumentos musicales. Si acercamos otro diapasón, sin que se toquen y sin golpear el segundo, al cabo de pocos segundos, ambos comenzarán a vibrar al unísono.

De igual modo durante una sesión de Reiki se puede dar el caso de que, al tratar emocionalmente a nuestro paciente, se produzca una conexión entre ambos que remueva emociones en nuestro interior (rabia, miedo, tristeza, amor, …). Cuándo esto sucede se nos ofrece la oportunidad de sanarnos al tiempo que ayudamos a nuestro paciente a sanarse. Es lo que se llama el Efecto Diapasón.

Hoy ha sido un día especial: he experimentado mi primer diapasón; y ha sido muy especial porque ha sucedido en cadena. En las prácticas de hoy, 3 terapeutas tratábamos a la misma paciente y, en una especie de “efecto dominó”, el llanto se ha ido apoderando de las 3 hasta el final de la sesión, donde nos hemos unido las 4 en un abrazo. Hoy he aprendido la importancia de compartir. Gracias a Ana, Montse y Toñi por acompañarme en esta aventura.

Vibrando al unísono... El efecto Diapasón

Cada uno de nosotros es único e irrepetible pero debemos comprender que, en el fondo, todos somos UNO. Hay que desarrollar nuestra empatía y nuestra comprensión de los demás porque, en el fondo, no somos tan distintos: compartimos sentimientos, deseos y emociones.

Vibrar al unísono con otro ser vivo es una experiencia única que todos deberíamos poder experimentar a lo largo de nuestra vida.

Somos UNO