Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

Cuando comenzamos a descubrir Reiki, una de las frases más escuchadas es: “El Reiki me ha cambiado la vida…”.

Ésto es completamente cierto, siempre que tengamos en cuenta que Reiki no es milagroso ni nos va a solucionar todos nuestros problemas por arte de magia. Y tampoco te equivoques: recibir un montón de iniciaciones, sintonizaciones, diplomas y/o Maestrías no acelerará el proceso sin tu trabajo personal.

trabajador de la luz

Decidir que tu vida discurra por el “camino de la luz” no quiere decir que, en cuestión de un momento, una luz divina baje del cielo y nos ilumine haciéndonos merecedores de dones maravillosos que nos “elevarán” instantaneamente a un nuevo plano de existencia… bla, bla, bla…

Cuando decides iniciar el “camino de la luz”, estás haciendo un compromiso contigo mismo: te comprometes a trabajar en tu propia evolución, a comenzar a ver y vivir la vida desde otro punto de vista, a cuidarte y a cuidar a los demás (incluso a aquellos que no nos sean tan afines…), a cambiar tu forma de actuar y mostrarte a los demás, a empezar a ser TU MISMO de verdad. Te comprometes contigo mismo a cambiar, desde dentro, hacia afuera.

Mi verdadero YoEncontrar el verdadero origen de tus problemas, descubrir porqué no puedes cambiar los malos patrones que te acompañan desde siempre, comprender a quienes te dañan y porqué lo hacen, aprender la lección que todo ello trae consigo, sanar todo el daño sufrido, llegar a tu parte más profunda y ver cómo eres en realidad, enfrentarte a tus miedos, amar sin condición, PERDONAR y PERDONARTE

Todo esto no es fácil de hacer pero es parte del trabajo que se debe realizar para cumplir el compromiso contigo mismo. De hecho, ÉSTE ES EL CAMINO DE LA LUZ. El iluminado es aquél que es consciente de que, a partir de ese momento, su vida no ha hecho más que empezar y es vital volver a aprender desde cero, re-descubrirse como persona dispuesta a trabajar duro en su CRECIMIENTO y EVOLUCION.

Y entonces es cuando aparece el Reiki (o quiza sea el Reiki lo que te “ilumine”) como una maravillosa herramienta que nos ayuda a afrontar ese trabajo más fácil y eficientemente. Reiki es como la podadora para el jardinero: le facilita la labor pero el jardinero siempre tendrá que aportar su trabajo para que la tarea se lleve a cabo; no basta con encender la podadora y marcharte a tomar el café… Si eres consciente de ésto, efectivamente, ¡el reiki cambiará tu vida!

Los cursos, las iniciaciones a distancia, las sintonizaciones sanadoras, los rayos, los Guías y Maestros… todas herramientas maravillosas para ayudarnos durante el proceso de evolución pero, sin nuestro esfuerzo, de nada sirven.

La evolución personal no son los 100 mts lisos.

maratoniano-exhausto

La evolución personal es una carrera de fondo, ¡sin meta!

Serás un viejecito en el final de sus días y te darás cuenta de lo mucho que te queda por aprender aun. ¡Entonces serás un verdadero Maestro! Aunque no hayas conseguido ningún diploma a lo largo de tu vida…

No nos engañemos: sintonización no trabajada, no sirve para nada.

Por supuesto, es sólo mi opinión; cada cuál deberá preguntarse a sí mismo…

¿Cuál es mi verdadera motivación para iniciarme?

Sólo tú tienes la respuesta…

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: