Con el deseo de compartir mi experiencia en el camino de la energía…

meditación en solitarioHay diferentes formas de meditar y muchos tipos de meditaciones. Lo ideal es probar los que más te llamen la atención para, finalmente, elegir la forma y tipo de meditación que más se adapte a tí (y a tus circustancias, tiempo, ganas…).

También depende del uso que quieras hacer de la meditación: puedes simplemente concentrar tu mente en el momento presente, puedes focalizar tu pensamiento en tu propio cuerpo para mejorar tu sistema energético, puedes dejar que tu mente se “disuelva” y dar libertad a tus pensamientos desarrollando tu creatividad…

Para comenzar el camino de la meditación, voy a hacer una primera categorización, muy personal, especial para los principiantes:

Meditación  guiada

Ideal para comenzar a practicar. Te ayudará a concentrar tu atención y aprender lo básico: relajarse, concentrarse y visualizar.  La meditación guiada puede ser con un guía presencial, una grabación o recordando tú mismo los pasos a seguir. Normalmente, estas meditaciones buscan un fin concreto: limpieza de chakras o fortalecimiento de alguno de ellos, limpiar la mente y cargarte de buena energía y positividad, buscar tu camino interior, etc.

Puedes practicarla en solitario o en grupo. Las meditaciones en grupo, bien guiadas, son las meditaciones más potentes al concentrar la energía de todos los asistentes con el mismo camino y objetivo común.

En internet se pueden encontrar meditaciones guiadas gratuítas,  también puedes acudir a centros donde se realizan meditaciones guidas grupales o aprenderte los pasos para realizarla tú mismo.

meditacion en grupo

Meditación libre

Normalmente, se practica en solitario. Puedes comenzar la meditación concentrándote en tu respiración y la relajación de tu cuerpo para después, dejar que fluyan en tu mente todas las ideas y pensamientos libremente, no importa si son cosas importantes o meras tonterías. Este tipo de meditaciones es genial para descargar la mente y liberarla; desarrolla tu creatividad y te “eleva” de tus problemas para que puedas “ver el bosque” y observar tus preocupaciones objetivamente, lo que ayuda a recolocar las prioridades.

También puedes concentrar tu meditación libre en un objetivo concreto para conseguir una “tormenta de ideas” que te inspire en ese proyecto que estés emprendiendo, en el problema o circunstancia familiar que te preocupa, en tí mismo para conocerte mejor o mejorar aspectos de tu vida que no te gusten, etc.

Anuncios

¿Tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: